Veraneando: Almorzando Donde Luky

by · febrero 10, 2015

Donde Luky

Donde Luky

Donde Luky no encuentras comida, encuentras amor de hogar.  Su carta se basa en la buena cocina de Luky y en el sueño de su nieto Stefano, quien quería un restaurante que su oferta sea comida casera,  dentro de un ambiente acogedor, con buen servicio y precio justo.

Despues de 3 años  han logrado establecer en Punta Hermosa su  centro de operaciones, el cual graficamente se ha convertido en un resúmen  de la vida de esta familia. Tienen una carta casera, abierta y variada basada en los especiales de Luky quien a lo largo de los años ha desarrollado una serie de recetas tradicionales a las que ha sabido darles un toque personal delicioso. La carta  cuenta con piqueos – donde recomendamos los choritos a la chalaca, el cebichito de hongos  y  los taquitos de pescado – , fondos – a base de pescados, carnes, pastas y vegetarianos-  y hasta postres.

Abrimos fuegos con el Lomo saltado de cantina, el cual es como los de antes, y que es también  el más pedido de la casa.  La historia de este plato es que el abuelo de Stefano despues de una larga juerga pide a Luky que le preparara un lomo saltado, quien de mala gana puso todo en la olla y despues de 15 minutos salió la maravilla que hoy disfrutamos. Tienen que probarlo, ya que como comentabamos antes este es el lomo saltado original -jugoso y poderoso- el cual levanta muertos.

Otro de los platos más pedidos es la la Lasaña de mariscos a la huancaína.  Cuando la trajeron y la probamos nos dimos cuenta el por qué. La huancaína no opaca el sabor de los mariscos y viceversa, y la textura de la pasta hace de soporte para que los sabores juegen en la boca. Definitivamente una de las mejores lasañas que hemos probado en mucho tiempo.

Probamos también los ravioles épicos, que son ravioles en una salsa pesto muy muy suave, servidos con langostinos o pollo.  Nosotros probamos los de langostinos y hacen honor a su nombre, ya que son realmente épicos.  La forma como todos los sabores conjugan para llegar a la perfección que es este plato es una cosa alucinante. Es otro que tienen que probar sí o sí.

Como todo buen almuerzo tiene que terminar con un postre, pedimos  arroz con leche y la torta de chocolate con helado de vainilla.  No hay forma de poner en palabras lo bueno que estuvieron.

Partimos con la sensación que un pedazo de nuestro corazon se quedó en este lugar, lo cual nos va hacer regresar repetidas veces :)

La atención de Jueves a Domingo de 10:00 am  a 10:00 pm

Agregar un comentario